El tratamiento de anodizado consiste en la formación de una película de óxido, de espesor variable, por medios electroquímicos, sobre la superficie del aluminio, que después se sella adecuadamente para evitar que se oxide de forma natural.

Es un proceso electrolítico mediante el cual se origina una capa protectora de óxido de aluminio (Al2O3), sobre la superficie del mismo (único material anodizable). El espesor puede ser variable en función de la utilidad final de la pieza: 6-8 µ, 10-12 µ, 15-20 µ.

Estos espesores los solicita el cliente según la utilidad de cada pieza.
Las micras adquiridas, dependen de la aleación de el aluminio y del proceso aplicado.

En nuestras instalaciones podemos anodizar hasta un máximo de 20-25 µ.
Disponemos de equipo para certificar los espesores solicitados.

Propiedades del anodizado:

El mantenimiento es prácticamente nulo y para limpiar se puede utilizar cualquier jabón neutro

Para conseguir diferentes acabados decorativos se pueden realizar procesos previos al anodizado como:

DIFERENTES ACABADOS:


  • Anodizado MATE o BRILLO
  • Anodizado NEGRO MATE o BRILLO

Acabados